c a l z a   c o n    c o m o d i d a d

Como calcular la talla

Medir un pie (su proyección, que es la forma de calcular la talla europea) es muy parecido a medir a una persona. Muchos recordamos que, cuando éramos niños, nos ponían de pie junto a una pared y nos colocaban un libro sobre la cabeza, marcando con un lápiz la altura en la propia pared. Luego bastaba con medir la distancia desde el suelo hasta la marca. Pues bien, el sistema es muy similar. Se trata de poner el pie pegado contra una pared y, con un libro, marcar el lugar hasta el que llega. Luego, medir la distancia. Es importante tomar esta medida con calcetines similares a los que van a usarse con el calzado que queremos comprar. También es importante medir ambos pies y elegir el tamaño mayor (muy pocas personas tienen los pies idénticos). En cualquier caso, para que la medida sea correcta hay que estar de pie y con el peso del cuerpo repartido entre ambos pies. En las fotografías puede verse el sistema apropiado de medida. Se puede utilizar un folio en blanco, pero es importante que esté justo contra la pared y no se mueva.

 

Luego añadimos 7 mm para conseguir la medida del pie en actividad y ya sólo se trata de aplicar esta tabla. La talla que hay que elegir es la del tamaño inmediato superior. Por ejemplo, si el pie en actividad mide 258 mm, elegiremos la talla 39.

 

Hay un último apunte que realizar. Con este sistema estamos midiendo la largura, pero no la anchura. La mayoría de los zapatos tienen, en su parte delantera, una forma que va estrechándose. El caso más extremo son los calzados de mujer terminados en punta. Pues bien, las personas que tienen pies anchos, es posible que necesiten una talla algo mayor, ya que el estrechamiento del calzado hará de tope y no permitirá utilizar toda la longitud del zapato.

TABLA PARA CALZADO CON TALLAJE EUROPEO

Inicio

(0)

Subtotal: 0,00 €

MI CESTA

El carrito está vacío.